Utilizar el fotoprotector correctamente es clave para conseguir una protección eficaz, ¿sabes qué factores debes tener en cuenta?


Hoy queremos contarte algunas claves para que comprendas cómo utilizar el protector solar correctamente cada día, tomando en cuenta las condiciones internas y externas de tu piel.

1. Aplícalo en cantidad suficiente, sobre la piel limpia y seca, 30 minutos antes de exponerte al sol.

Reducir la cantidad de protector aplicado reduce significativamente el nivel de protección solar.

2. Utiliza fotoprotector cada día y reaplícalo cada 2 horas.

Especialmente en caso de exposición solar directa, después de secarte con una toalla, después del baño o en caso de sudoración. La reaplicación es imprescindible para mantener el nivel de protección y la efectividad del producto.

3. Tras realizarte tratamientos médico-estéticos, aplica una protección muy alta.

Ciertos tratamientos pueden sensibilizar la piel. Aplica fotoprotector de muy alta protección diariamente, aunque no haya exposición solar directa.

4. Adecúa la protección a las condiciones metereológicas.

Si estás en alta mar o la montaña, si hay viento o está nublado, la percepción a la radiación es menor. En estos casos, extrema las precauciones.

5. Ten en cuenta los medicamentos fotosensibilizantes.

En caso de estar bajo tratamiento farmacológico. consulta a tu médico/a si existe riesgo de sensibilización solar.

mesoprotech® es la innovadora gama que ofrece la tecnología fotoprotectora más avanzada y completa, al proteger contra los efectos nocivos producidos por las radiaciones UVB y UVA, así como contra la radiación infrarroja (IR) y la luz visible (HEV). 

Cada fotoprotector está diseñado para cubrir las diferentes necesidades y tipos de piel, y toda la gama cuenta con fórmulas dermátologicamente testadas y resistentes al agua. ¡Elige el tuyo ahora!