Las mascarillas son cosméticos de textura cremosa adaptables a las necesidades de cada tipo de piel que se emplean de manera puntual para complementar la rutina de belleza diaria.


Las mascarillas faciales se aplican en el rostro, cuello y escote formando una capa gruesa, dejándolas actuar unos minutos y retirándolas con agua tibia.

La frecuencia adecuada de uso es entre 1 y 2 veces a la semana, aunque la pauta puede variar según el estado de la piel y momento del año.

Podemos encontrar mascarillas que limpian y purifican la piel y otras que aportan ingredientes activos para tratar un tipo de piel y/o una preocupación específica.

hydravital mask

Es una mascarilla hidratante intensiva, indicada para nutrir y revitalizar las pieles secas, deshidratadas e incluso con aspecto cansado y apagado.

anti-stress mask

Esta es una mascarilla intensiva calmante y antiinflamatoria, indicada para reequilibrar y devolver el confort a pieles sensibles, sensibilizadas y con rojeces.

pure renewing mask

Finalmente, tenemos una mascarilla purificante intensiva, indicada para pieles grasas y con tendencia acneica, ya que exfolia y limpia el poro para prevenir imperfecciones.

Y sea cual sea la ideal para ti, te aseguramos que la salud y la apariencia de tu piel mejorará notablemente.