Descubre cómo identificar una piel seca de una piel deshidratada y dale a cada una el cuidado que necesita.

.

Después de un día de mar o piscina, es posible que notes sequedad y tirantez en tu piel. Estas sensaciones son características de la piel seca, y también de la piel deshidratada.

Aprende a distinguir lo que tu piel necesita.

¿Cuál es la diferencia?

La piel seca es un tipo de piel en el cual el manto hidrolipídico (agua-aceite) tiene menor componente de estructuras lipídicas, y una menor capacidad de retener el agua.

La piel deshidratada es un estado que puede deberse a diversos factores como las condiciones climáticas, el uso de cosméticos inadecuados para el tipo de piel, tratamientos médico-estéticos, medicamentos, estrés, cambios hormonales, etc.

¿Cómo podemos distinguirlas?

Ambas presentan poca luminosidad, sensación de tirantez, arrugas más profundas, pérdida de elasticidad e incluso descamación, sensibilidad y rojeces.

En la piel seca, estas características son constantes. Además, la falta de hidratación está presente en la piel de todo el cuerpo.

¿Qué cuidados necesita una piel seca?

Debe cuidarse con una rutina de productos adecuada a este tipo de piel, desde el limpiador, el concentrado, la crema y la mascarilla, hasta la protección solar.

Debe contener activos hidratantes como el ácido hialurónico, y activos que aporten lípidos a la piel como el aceite de argán.

¿Qué cuidados necesita una piel deshidratada?

Se debe adecuar la rutina de productos al estado de la piel, pero teniendo en cuenta el tipo de piel.

Si, por ejemplo, aportamos muchos lípidos a una piel que está deshidratada y es grasa, podemos generar un aumento en la producción de sebo, una oclusión de los poros e incluso un brote acneico.

Lo más recomendable es acudir a un/una profesional que evalúe la piel y determine una pauta personalizada.

gama moisturising solutions

  • Formulada para prevenir la deshidratación.
  • Con activos de elevada eficacia para proporcionar a la piel un nivel óptimo de hidratación.
  • Soluciones adaptadas a las necesidades de cada tipo de piel.

Nuestras soluciones que van más allá de la hidratación, fruto de entender todos los mecanismos que intervienen en el proceso de hidratación de la piel, para mantenerla en óptimas condiciones de funcionalidad y apariencia.